Conoce los beneficios de la Formación Bonificada

7 de septiembre de 2021

¿Qué es? ¿Puedo beneficiarme como empresa? ¿Cuáles son los requisitos de la formación bonificada? ¿Y sus ventajas? ¿Cuánto dinero puedo bonificarme? ¿Cuánto tiempo tengo para aprovechar este recurso? ¿Cómo la puedo solicitar? ¿Por qué debo formar a mis trabajadores?

Si eres una empresa estamos seguros de que te has hecho -como mínimo- dos de las preguntas anteriores. Así que vamos a aclararte todas estas dudas en un momento para que no pierdas la oportunidad de beneficiarte de las grandes ventajas que ofrece la formación bonificada.


Prometemos ser rápidos y concisos, pero si eres una persona demasiado ocupada y con un tiempo muy escaso, te invitamos a que te descargues nuestra infografía donde te lo resumimos todo en una sola imagen.


FORMACIÓN BONIFICADA. DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS

Esta formación también conocida como formación programada o formación continua es un derecho que todas las empresas tienen por ley y que consiste en disponer de un crédito anual para gastar en formación a través de acciones formativas -personalizadas o no- que tienen el objetivo de ostentar con una mejor cualificación a los trabajadores de una empresa.

Las características principales de la formación programada son:

  • Es exclusiva para los trabajadores de una empresa
  • No es válida para autónomos ni desempleados
  • Sólo es para acciones formativas presenciales y cursos online, no a distancia
  • La empresa toma parte de un pequeño porcentaje de la financiación total

¿QUÉ OCURRE SI NO UTILIZAS ESTE CRÉDITO ANUAL?

Como empresa, por ley, cotizas una cantidad de dinero en concepto de formación sobre cada una de las nóminas de tus trabajadores y, por tanto, el único modo de recuperar dicho dinero es contratando cursos de formación (online o presencial). 

Recuerda que es un crédito anual, por lo que el plazo para beneficiarte es desde enero hasta diciembre de cada año.

NO ES ACUMULATIVO. Si no lo usas antes de diciembre, lo pierdes y comienzas de 0€.

¿POR QUÉ DEBES FORMAR A TUS TRABAJADORES? 

La respuesta corta es porque son todo ventajas.

Pero esto suena demasiado estándar, así que te dejamos 7 motivos por los que vas a obtener grandes beneficios si decides cualificar de forma programada a tus empleados:

Mejora la productividad y la motivación de tu equipo

Si tus trabajadores saben cuáles son las herramientas idóneas y cómo aplicar los métodos más eficientes, serán más competentes al tener que cumplir objetivos laborales dentro de un plazo fijado

Aumenta el valor añadido

Como empresa tendrás mayor ventaja competitiva si tus empleados conocen:

  • Las tendencias futuras del sector
  • Las nuevas tecnologías
  • Las mejoras en los modelos de trabajo
El propio beneficio de la formación bonificada

Si obligatoriamente debes pagar cada año por un crédito formativo, tendrás que utilizarlo para no perderlo, ¿no?

Impulsa la igualdad de oportunidades y la promoción interna

La formación continua hace que tus trabajadores dispongan de una mayor autonomía y sean capaces de tomar mejores decisiones con una mayor responsabilidad en un menor tiempo

Ayuda a la prevención de accidentes

Cómo mínimo -y como empresa- deberías emplear tus créditos formativos para realizar formaciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales con el fin de evitar contratiempos laborales

Reducción del absentismo laboral

Más formación programada es señal de mayor integración, identificación y satisfacción con la empresa y menor probabilidad de abandono o frustración

Ayuda a afrontar los retos actuales

Contar con un capital humano eficiente que sea capaz de poder adaptarse a nuevas situaciones es fundamental para crecer y actualizarse laboralmente

Te animamos a que veas el siguiente vídeo de nuestro Instagram:

https://www.instagram.com/reel/CS9Ulh2jVQ9/?utm_source=ig_web_copy_link

¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS MÍNIMOS?

Evidentemente, existen unos requisitos en base a los que se otorga esta bonificación. Pero son sólo 4 -y muy básicos. Así que estamos seguros de que los cumples todos:

1) Tus trabajadores deben estar dados de alta por el Régimen General

2) Debes estar al corriente de todos los pagos en la Agencia Tributaria Española (Hacienda) y la Seguridad Social

3) Debes conservar la documentación de las acciones formativas que realices durante mínimo 4 años

4) Debes abonar el importe de las facturas de la formación de forma previa a la bonificación

¿QUÉ IMPORTE MONETARIO PUEDES BONIFICARTE?

Todas las empresas de cualquier tipo de sector registradas en España pueden realizar esta formación programada subvencionada para sus empleados.

Tanto las Pymes como las nuevas empresas pueden acceder a esta bonificación y aprovecharla en acciones formativas bonificadas para las que dispondrán de un crédito de 420 € como mínimo* como garantía de la formación a trabajadores de pequeñas empresas y startups.

*El crédito mínimo disponible para cada empresa:

1) Se regula por La Ley de Presupuestos Generales del Estado

2) Varía en función de las cotizaciones en Formación Profesional del año previo.

3) Depende del volumen en plantilla de la organización durante el año anterior.

Si quieres aprovechar el crédito antes de que termine el año, pero:

1) No tienes claro qué curso formativo realizar 

2) Te gustaría disponer de una planificación de cursos

3) Conocer cuánto crédito formativo tienes para gastar

4) Pedir un presupuesto en formación para tu empresa

Contáctanos y coméntanos cualquier consulta sobre el tema, te ayudaremos encantados sin ningún compromiso.

Síguenos en nuestras redes sociales para no perderte nuestro contenido.

info@csfconsultoriayformacion.com
679 50 82 78
Calle la Gitanilla, 17, 2º planta, oficina 37, 29196 Málaga